martes, 19 de julio de 2011

La Raza Número 4, Raquel Barco

Argumento:

Civilizaciones perdidas y leyendas mitológicas en una trama para encontrar la clave de nuestra existencia.

La vida de Eve Swan y Abel Simmons se cruza por segunda vez cuando el padre de Abel es asesinado y en uno de sus bolsillos aparece la foto de Eve.

Abel desoye los consejos de Nick Parker, el teniente encargado del caso y decide investigar por su cuenta. Para ello necesitará la ayuda de la mujer que lo odia por considerarlo el responsable de haber pasado cinco años en la cárcel. Pero Peter, escondía más secretos en el sótano de su casa: documentación y fotografías que les dan a entender que todo es mucho más complejo de lo que parece a simple vista.

Muertes sin resolver, leyendas y mitos sobre la Atlántida e Hiperbórea; mapas tan ancestrales como el Piris Reis o el Oronteus Fineaus; civilizaciones perdidas y dos antiquísimos objetos que han sido buscados a lo largo de la historia, serán sólo una mínima parte de las numerosas piezas del puzle que deberán encajar para resolver la razón de su existencia y la de todo el planeta.

La supervivencia de la cuarta raza está en juego. La cuenta atrás ha comenzado…

Autora: Raquel Barco
Título Original: La Raza Número 4
Año de Publicación: 2011
Encuadernación: Tapa Blanda
Páginas: 393
Precio: 17.00 €

Fuente: Autoras en la Sombra.


~ Crítica ~

Debo decir que esperaba con muchas ganas este libro, la primera incursión en un género no romántico de la autora española Jezz Burning, autora de la saga Licos.

De entrada el libro nos propone una pregunta que ha obsesionado a la humanidad durante la mayor parte de su historia: ¿Cuál es la clave de la existencia humana? Así, la autora nos pone en la piel de Eve Swan, una exconvicta encarcelada por un crimen que no cometió y Abel Simmons, el abogado que la encarceló y que vuelve a ponerse en contacto con ella debido a la repentina muerte de su padre, que en el momento de su asesinato llevaba una foto de ella. Así comienza una carrera contrarreloj contra misteriosos enemigos y para conseguir salvar el destino de la humanidad.

Como bien puede deducirse por el argumento y por esta pequeña introducción el libro es muy pero que muy interesante, siempre a caballo entre la acción pura y dura (en esto, como ya dije en la reseña de "Conspiración en la Noche", la autora es una auténtica maestra) y la novela más detectivesca. Además de todo esto, debemos añadir que la historia se va desarrollando en diferentes épocas lo que le da un toque distinto, refrescante y, lo más importante: mantiene al lector en tensión durante prácticamente todo el libro buscando ligar los sucesos de la trama principal con estos sucesos pasados.

Así, poco a poco, vamos descubriendo a una miríada de personajes que van aportando su granito de arena a la trama. Sin embargo, uno de los puntos flacos que yo le vi a la novela es precisamente esa cantidad de personajes. No es que haya muchos (hay libros con muchísimos más) sino que no termina de desarrollar a ninguno de ellos. Esto, en el caso de los secundarios no sería ningún problema pero, al menos bajo mi punto de vista, ocurre también con los dos protagonistas principales. Si bien me gustaron ambos, cada uno con su carácter y su pasado, no terminé de meterme del todo en su piel, digamos que no llegaron a atraparme tal y como creo que podrían haber hecho.

Sin embargo, y a pesar de esto, no pude evitar pasar página tras página del libro buscando saber cada vez más. Es en este punto donde debo mencionar una de las fortalezas del la novela: la información. Es un libro con una cantidad de información ingente, casi casi excesiva. Si bien esto está llevado de una manera magistral: poniendo en el sitio correcto la cantidad correcta de información. Lo justito para que nos vayamos enterando gota a gota de qué va pasando, cosa que desespera en el buen sentido porque no puedes dejar de pasar páginas. Sin embargo, y aunque todo queda desvelado al final, el grueso de la trama queda resuelto en las últimas 90 páginas. Es precisamente por esto por lo que al finalizar me he quedado con ganas de más: ganas de que se vayan soltando más datos a lo largo de la novela y no sólo al final, ganas de leer mucho más sobre toda la mitología que destila la novela y ganas de haber leído unas buenas 100 páginas más.

En definitiva, y para acabar que me estoy explayando mucho, es un libro que me ha gustado mucho y del que he disfrutado de la primera a la última página. Y que si bien tiene sus puntos flacos, tiene otros puntos geniales que lo compensan en gran medida. Es una novela muy interesante y bien estructurada que gustará a todo aquel que disfrute de este tipo de aventuras.

Valoración: 8,5 / 10

4 Comments:

  1. Oly said...
    Lo tengo esperando en la estantería, espero que me guste tanto como a ti ;)
    Besos
    Pasajes románticos said...
    Lo tengo por casa pero aún no he encontrado el momento de ponerme con el.
    Por tú reseña creo que me puede gustar mucho, así que prontito cae.
    Un beso
    Dácil
    Elefill said...
    Me he leido la reseña por encima para no espoilarme, pero en cuanto termine de leer Bajo la hiedra, esta sera mi proxima lectura...espero que me guste como a ti, saludos ^^
    Lisbeth said...
    Pues entonces espero que lo disfrutéis tanto como yo he disfrutado leyéndolo. La verdad es que es muy pero que muy entretenido y se lee en un suspiro. Ya leeré vuestras reseñas a ver qué os ha parecido al final ;)

    Besitos!!

Post a Comment



Template by:
Free Blog Templates