sábado, 6 de febrero de 2010

Amante Consagrado

Argumento:

En las sombras de la noche en Caldwell, Nueva York, se libra una guerra letal entre los vampiros y sus asesinos. Pero también existe una Hermandad secreta que no se puede comparar a ninguna otra que haya existido —seis guerreros vampiros, protegiendo a su raza. Ahora, uno de los gemelos debe escoger entre dos vidas...

Ferozmente leal a la Hermandad de la Daga Negra, Phury no ha hecho más que sacrificarse a sí mismo por el bien de su raza, hasta el punto de llegar a ser responsable de mantener viva la línea de sangre de la Hermandad. Como Primale de la Elegida, está destinado a ser el padre de los descendientes que perpetuarán las tradiciones de su raza, proveyendo de nuevos guerreros que luchen contra aquellos que quieren ver extinguidos a los vampiros.

Como su primera compañera, la Elegida Cormia no sólo anhela el cuerpo de Phury, sino que también quiere ganarse su corazón, y puede ver las terribles cicatrices emocionales que hay en el interior de este noble hombre.

Ahora, mientras la guerra contra la Sociedad se torna mas cruenta y la tragedia se cierne sobre la mansión de la Hermandad, Phury deberá decidir entre el deber... y el amor.

Autora: J.R. Ward
Título Original: Lover Enshrined
Año de Publicación: 2008
Encuadernación: Tapa dura
Páginas: 587
Precio: 17,50 €

Fuente: Autoras en la Sombra.


~ Crítica ~

Sexta entrega de las aventuras de la Hermandad de la Daga Negra y, en esta ocasión, el protagonista es Phury.

Después de las dos decepciones anteriores debo decir que no esperaba gran cosa del libro, y de hecho, el libro no es gran cosa si lo comparamos con las tres maravillas que son los tres primeros libros de la serie.

En esta ocasión nuestros protagonistas son Phury, el hermano gemelo de Zsadist y el nuevo Gran Padre de la raza y Cormia, la Elegida designada para ser si Primera Compañera. Digo que son nuestros protagonistas por decir algo, pero realmente lo peculiar del libro es que está hecho a base de historias, sin que ninguna llegue a tomar el control del libro por completo. Sin embargo, la de Phury y Cormia es la historia que "termina" en este libro, mientras que las otras quedan colgando.

El desarrollo de los personajes está bastante bien. Phury, personalmente, me parece un insoportable durante casi la totalidad del libro y no es hasta las últimas 50 páginas cuando por fin coge el toro por los cuernos y se enfrenta a lo que es su vida en ese momento. Por otro lado, Cormia sí me ha gustado ya que describe muy bien las sensaciones que tiene al estar en lugar lejos del que ha crecido y cómo le maravilla casi todo lo que ve.

Después tenemos a los personajes "secundarios" que son la verdadera fuerza del libro: Wrath y el resto de miembros de la Hermandad que son los que menos aparecen; Lash, y todo lo que promete en futuros libros, que puede ser una auténtica catástrofe; Blay y Qhuinn, cuya historia nace en este libro y que veremos a ver cómo es capaz de acabar la autora; por fin sabemos lo que pasa con Tohr; aparece un nuevo personaje que puede dar muchísimo juego: Lassiter; la historia de Rehvenge continúa, dejándote con ganas de mucho más; pero sobre todo, la que a mi me ha dejado con los dientes muy largos es la de John y Xhex.

Por lo demás, la historia se sustenta precisamente en los personajes secundarios y eso es lo que hace al libro entretenido e interesante, pero sin llegar, ni mucho menos, a las preciosas historias de los tres primeros libros.

Valoración: 8 / 10

Saludos!

3 Comments:

  1. LadyMarian said...
    Muy buena crítica! Me encantó.

    Estoy bastante de acuerdo. Creo que lo que pasa es que Ward se ha desplazado de la estructura personajes principales - personajes secundarios. Últimamente sus libros son como continuación de una serie donde TODOS sus personajes evolucionan, les pasan cosas, etc. y, claro, aparecen otros. En realidad creo que los protagonistas cada vez son menos protagonistas con el peso de llevar adelante la esencia de la historia.

    Creo que para disfrutarla hay que desegarse de esa estructura habitual porque sino sentimos que "nos quedamos con ganas de más" con respecto a los que son protagonistas. El problema es que la editorial los muestra como protagonistas y vamos con esa idea a leerlo.
    Sí, yo también me quedé con "ganas de más" con respecto a los protagonistas.
    Perdón, esto quedó muy largo!

    Besos
    condesa de vilches said...
    Gracias por la crítica Lisbeth. El género paranormal y yo no nos llevamos muy bien jeje, pero no me deja de asombrar cuánto dan de sí (al margen de si la calidad se mantiene)las series de Ward y Kenyon. ¡El que no tiene un vampiro en su vida es porque no quiere!
    Lisbeth said...
    Gracias a las dos por vuestros comentarios!!

    Lady Marian, tienes mucha razón. Creo que Ward ha perdido ese toque tan especial que tenía en los tres primeros libros. Parece que el dicho de "Cualquier tiempo pasado fue mejor" es directamente aplicable a esta autora. Y me parece una pena porque la serie en sí, es auténticamente magnífica!

    Condesa, yo como siempre digo: para gustos, los colores. En el caso de Ward, la serie aún está estructurada. Pero Kenyon ha perdido el norte. Bajo mi punto de vista, ha querido hacer un mundo tan grande que es demasiado para ella... Veremos los siguientes.

    Saludos y gracias de nuevo por vuestras opiniones, es un gustazo leeros!!

Post a Comment



Template by:
Free Blog Templates